Es muy común que las personas que no tienen nada que ver con la logística y el comercio exterior, así como los medios de comunicación, confundan siempre a los Oficiales de Comercio Exterior y a los Agentes Aduanales.

¿Conoces la diferencia?

De entrada debemos decir que ambos términos son correctos sin embargo son dos figuras diferentes que a pesar de estar ligados a las aduanas, realizan actividades distintas. El Oficial de Comercio Exterior (OCE) trabaja directamente para las autoridades del SAT y es la persona encargada de revisar en las aduanas, la entrada o salida de mercancías y/o pasajeros a territorio nacional, a fin de inhibir comportamientos ilícitos así como verificar la legalidad de las mercancías y medios de transporte.

El Oficial de Comercio Exterior desarrolla sus actividades dentro de las 49 aduanas[1] del país.

Sus funciones son:

• Ejecutar los procesos de despacho aduanero de pasajeros internacionales, control y vigilancia de las aduanas.

• Realizar la revisión del equipaje de los pasajeros internacionales, recibiendo las declaraciones aduaneras (vía marítima, terrestre y aérea[2]), constatando la documentación y el volumen del equipaje a fin de que coincida con la duración del viaje.

• Asesorar y brindar orientación a los usuarios y en su caso realizar el cálculo de impuestos al comercio exterior.

• Revisar los medios de transporte y su documentación (transporte de carga y vehículos de pasajeros) verificando la correcta aplicación de la normatividad.

• Vigilar las instalaciones en la aduana a través del patrullaje y recorridos físicos.

• Realizar la revisión física y documental de embarcaciones, furgones, contenedores con la finalidad de detectar mercancías prohibidas, ocultas o no declaradas con ayuda de equipo especializado.

• Realizar la custodia y traslado de las personas y mercancías en caso de irregularidades.

En resumen,  las actividades que realizan los Oficiales de Comercio Exterior están encaminadas a asegurar el flujo de pasajeros y/o mercancías y garantizar la Seguridad Nacional de conformidad con la Ley Aduanera y su reglamento, Ley del SAT y su reglamento, además de otros procedimientos de vigilancia y controles internos, entre otras.

Por su parte, el Agente Aduanal es un integrante de la Iniciativa Privada -con carácter empresarial-  que recibe una patente del Servicio de Administración Tributaria para realizar el despacho de la mercancía en las aduanas a nombre de los importadores o exportadores. Representa así a sus clientes ante la aduana, para poder acreditar el pago de los impuestos y el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias, haciendo que las mercancías se puedan importar o exportar de manera ágil, legal y segura.

El Agente Aduanal es un agente del estado de derecho y de la competitividad nacional. Nuestra legislación contempla la opcionalidad en el uso del Agente Aduanal, no obstante,  un sinfín de operaciones de comercio exterior se llevan a cabo a través de esta figura, sobre todo por la competitividad y el valor agregado que ofrecen a las empresas, y porque es el único que de manera constante interactúa con transportistas, agentes navieros, almacenes, autoridades reguladoras, aduanas, bancos, importadores, exportadores, aseguradoras, compañías maniobristas, etc., coordinando a todos los actores de la cadena logística y haciendo que los flujos de mercancía se muevan.

Llevan a cabo actividades previas, durante y posteriores al despacho de mercancías, por ejemplo:

• Asesoran (previamente) al importador o exportador mediante un análisis técnico de la mercancía para poder determinar los requisitos necesarios para ingresar la mercancía al país (certificados de origen, permisos, etiquetado, etc.).

• Determinan la clasificación arancelaria de las mercancías, con lo cual se deriva el correcto pago de contribuciones.

• Realizan el pago de impuestos por cuenta del importador.

• Es responsable solidario del pago de los impuestos al comercio exterior y a las contribuciones, así como cuotas compensatorias que puedan generarse en importación o exportación[3].

• Facilita tus operaciones.

• Avalan el correcto cumplimiento de toda la normatividad y legislación relativa al Comercio Exterior.

• Elaboran y presentan la documentación oficial necesaria para el despacho de mercancías, llevando a cabo todos los actos y formalidades que deben realizarse ante la aduana.

• Tramitan permisos, autorizaciones y/o certificados.

• Verifican el cumplimiento de las Regulaciones y Restricciones no arancelarias.

• Brinda servicios complementarios como transporte, almacenaje, asesoría legal, entre otros.

• Aplica los tratados comerciales y da cumplimiento a las disposiciones legales extranjeras.

• Recopilan y salvaguardan la documentación derivada de las distintas operaciones que realicen[4].

Podemos concluir entonces, que el Agente Aduanal no revisa ni inspecciona mercancías en los cruces en las Aduanas, esa tarea le corresponde al Oficial de Comercio Exterior; sin embargo,  el Agente Aduanal realiza un examen previo de las mercancías para su importación o exportación y está involucrado dentro de todo el proceso logístico de importación o exportación.

Ambas figuras son de vital importancia para el Comercio Exterior mexicano y en gran medida dependen de ellos la veracidad de la información, la vigilancia, la verificación y el control de las mercancías.

¡Ahora, ya conoces la diferencia!


 

[1] 19 Aduanas en la frontera Norte, 2 en la frontera Sur, 17 marítimas y 11 interiores.

[2] Para el aeropuerto de la Ciudad de México (AICM), el SAT eliminó la declaración de aduana como una medida de simplificación.

[3] Art. 53 de la Ley Aduanera.

[4]Obligaciones del Agente Aduanal”, Art. 162 de la Ley Aduanera