Skip to Content

Blog Archives

Contribuciones que debes contemplar a la hora de importar

Primeramente y de acuerdo al Código Fiscal de la Federación (Art. 2), es importante mencionar que las contribuciones tienen cuatro clasificaciones,  de las cuales para Comercio Exterior, únicamente nos interesan dos:

• Los impuestos, que son las cuotas o contribuciones establecidas en la Ley que deben pagar las personas físicas y morales previstas en la misma.

• Los derechos, que son aquellas contribuciones también establecidas en Ley que se pagaran por el uso o aprovechamiento de los bienes de dominio público de la Nación.

Éstos impuestos se determinaran en función de la base gravable, es decir, el valor de las mercancías.

Contribuciones a considerar a la hora de importar:

Impuesto General de Importación (IGI): es un arancel que puede expresarse en términos porcentuales del valor en aduana (Ad valorem), en términos monetarios por unidad de medida (Específico) o una combinación de los dos (Mixto).

Este arancel corresponde a la fracción arancelaria en la que la mercancía haya sido clasificada conforme a la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y Exportación.

Asimismo, la Ley Aduanera en su Artículo 61, contempla aquellas mercancías que están exentas del pago del IGI.

Impuesto al Valor Agregado (IVA): se refiere a la tasa del 16% que se causa con motivo de la importación de bienes o servicios entre otros casos. No obstante, el artículo 25 de la Ley del IVA contempla aquellas importaciones exentas del pago de éste impuesto.

Cabe destacar que actualmente, del total del IVA que se recauda en el país, el 75% proviene de operaciones aduaneras,  ubicando a las aduanas como pilar fundamental de la recaudación tributaria.

Derecho de Trámite Aduanero (DTA): es aquella contribución que se causa por las operaciones aduaneras utilizando un pedimento o documento aduanero, conforme a las tasas o cuotas establecidas en el artículo 49 de la Ley Federal de Derechos.

En algunos casos no se pagará esta contribución, tomando en cuenta el origen de la mercancía conforme a lo previsto en los tratados y/o acuerdos comerciales.

A la importación, otras contribuciones que podrán causarse son:

Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN): es aquel que, como su nombre lo dice, se causa en la importación de automóviles nuevos y se calculará aplicando la tarifa o tasa establecida en el artículo 3 de la Ley del ISAN,  sobre el valor que se considere para efectos del impuestos general de importación.

Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS): es el que se causa con motivo de la enajenación o importación de ciertos bienes como gasolina, bebidas alcohólicas y cigarros.

¿Qué se necesita para determinar correctamente las contribuciones a pagar?

Inicialmente el valor de las mercancías, ya que en función de éste se determina el correcto monto de contribuciones a pagar como el IGI, el IVA, entre otras.

El valor de las mercancías se refiere al valor de transacción de las mismas, es decir, el precio total pagado y acordado entre el importador y el exportador. El valor de transacción deberá ajustarse considerando los gatos implícitos antes de que la mercancía llegue a la aduana, por ejemplo, seguros y flete.

La clasificación arancelaria, y es que de acuerdo a ésta,  se determinará si la mercancía está sujeta a cuotas compensatorias, si es aplicable una preferencia arancelaria conforme a algún tratado comercial y el impuesto o los impuestos aplicables a dicha mercancía.

El régimen aduanero, que se refiere al destino que se le dará a la mercancía y el país de origen. Éste último determinará –como se había mencionado- si la mercancía puede estar sujeta a una preferencia arancelaria en función de algún tratado comercial.

Por otro lado,  cabe destacar que las cuotas compensatorias también podrán causarse a la hora de importar. Son aprovechamientos[1] y forman parte de las Regulaciones y Restricciones no Arancelarias.

Son aranceles que se aplican a las mercancías importadas en condiciones de discriminación de precios o de subvención en su país de origen y para efectos del cálculo del IEPS, ISAN, e IVA deben incorporarse a la base gravable, si es el caso, para calcular dichas contribuciones.

Las contribuciones se pagaran por los importadores o exportadores, según sea el caso; sin embargo, la determinación de éstas y sus montos correrán a cargo del Agente Aduanal quien además de ser un experto en dicha actividad,  compartirá la responsabilidad[2] en cuanto al pago se refiere.


[1] Código Fiscal de la Federación, Art. 3.

[2] Responsable solidario en el pago de las contribuciones, Art.  53, fracción II de la Ley Aduanera.

0 1 Continue Reading →

Diferencia entre el Oficial de Comercio Exterior y el Agente Aduanal

Es muy común que las personas que no tienen nada que ver con la logística y el comercio exterior, así como los medios de comunicación, confundan siempre a los Oficiales de Comercio Exterior y a los Agentes Aduanales.

¿Conoces la diferencia?

De entrada debemos decir que ambos términos son correctos sin embargo son dos figuras diferentes que a pesar de estar ligados a las aduanas, realizan actividades distintas. El Oficial de Comercio Exterior (OCE) trabaja directamente para las autoridades del SAT y es la persona encargada de revisar en las aduanas, la entrada o salida de mercancías y/o pasajeros a territorio nacional, a fin de inhibir comportamientos ilícitos así como verificar la legalidad de las mercancías y medios de transporte.

El Oficial de Comercio Exterior desarrolla sus actividades dentro de las 49 aduanas[1] del país.

Sus funciones son:

• Ejecutar los procesos de despacho aduanero de pasajeros internacionales, control y vigilancia de las aduanas.

• Realizar la revisión del equipaje de los pasajeros internacionales, recibiendo las declaraciones aduaneras (vía marítima, terrestre y aérea[2]), constatando la documentación y el volumen del equipaje a fin de que coincida con la duración del viaje.

• Asesorar y brindar orientación a los usuarios y en su caso realizar el cálculo de impuestos al comercio exterior.

• Revisar los medios de transporte y su documentación (transporte de carga y vehículos de pasajeros) verificando la correcta aplicación de la normatividad.

• Vigilar las instalaciones en la aduana a través del patrullaje y recorridos físicos.

• Realizar la revisión física y documental de embarcaciones, furgones, contenedores con la finalidad de detectar mercancías prohibidas, ocultas o no declaradas con ayuda de equipo especializado.

• Realizar la custodia y traslado de las personas y mercancías en caso de irregularidades.

En resumen,  las actividades que realizan los Oficiales de Comercio Exterior están encaminadas a asegurar el flujo de pasajeros y/o mercancías y garantizar la Seguridad Nacional de conformidad con la Ley Aduanera y su reglamento, Ley del SAT y su reglamento, además de otros procedimientos de vigilancia y controles internos, entre otras.

Por su parte, el Agente Aduanal es un integrante de la Iniciativa Privada -con carácter empresarial-  que recibe una patente del Servicio de Administración Tributaria para realizar el despacho de la mercancía en las aduanas a nombre de los importadores o exportadores. Representa así a sus clientes ante la aduana, para poder acreditar el pago de los impuestos y el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias, haciendo que las mercancías se puedan importar o exportar de manera ágil, legal y segura.

El Agente Aduanal es un agente del estado de derecho y de la competitividad nacional. Nuestra legislación contempla la opcionalidad en el uso del Agente Aduanal, no obstante,  un sinfín de operaciones de comercio exterior se llevan a cabo a través de esta figura, sobre todo por la competitividad y el valor agregado que ofrecen a las empresas, y porque es el único que de manera constante interactúa con transportistas, agentes navieros, almacenes, autoridades reguladoras, aduanas, bancos, importadores, exportadores, aseguradoras, compañías maniobristas, etc., coordinando a todos los actores de la cadena logística y haciendo que los flujos de mercancía se muevan.

Llevan a cabo actividades previas, durante y posteriores al despacho de mercancías, por ejemplo:

• Asesoran (previamente) al importador o exportador mediante un análisis técnico de la mercancía para poder determinar los requisitos necesarios para ingresar la mercancía al país (certificados de origen, permisos, etiquetado, etc.).

• Determinan la clasificación arancelaria de las mercancías, con lo cual se deriva el correcto pago de contribuciones.

• Realizan el pago de impuestos por cuenta del importador.

• Es responsable solidario del pago de los impuestos al comercio exterior y a las contribuciones, así como cuotas compensatorias que puedan generarse en importación o exportación[3].

• Facilita tus operaciones.

• Avalan el correcto cumplimiento de toda la normatividad y legislación relativa al Comercio Exterior.

• Elaboran y presentan la documentación oficial necesaria para el despacho de mercancías, llevando a cabo todos los actos y formalidades que deben realizarse ante la aduana.

• Tramitan permisos, autorizaciones y/o certificados.

• Verifican el cumplimiento de las Regulaciones y Restricciones no arancelarias.

• Brinda servicios complementarios como transporte, almacenaje, asesoría legal, entre otros.

• Aplica los tratados comerciales y da cumplimiento a las disposiciones legales extranjeras.

• Recopilan y salvaguardan la documentación derivada de las distintas operaciones que realicen[4].

Podemos concluir entonces, que el Agente Aduanal no revisa ni inspecciona mercancías en los cruces en las Aduanas, esa tarea le corresponde al Oficial de Comercio Exterior; sin embargo,  el Agente Aduanal realiza un examen previo de las mercancías para su importación o exportación y está involucrado dentro de todo el proceso logístico de importación o exportación.

Ambas figuras son de vital importancia para el Comercio Exterior mexicano y en gran medida dependen de ellos la veracidad de la información, la vigilancia, la verificación y el control de las mercancías.

¡Ahora, ya conoces la diferencia!


 

[1] 19 Aduanas en la frontera Norte, 2 en la frontera Sur, 17 marítimas y 11 interiores.

[2] Para el aeropuerto de la Ciudad de México (AICM), el SAT eliminó la declaración de aduana como una medida de simplificación.

[3] Art. 53 de la Ley Aduanera.

[4]Obligaciones del Agente Aduanal”, Art. 162 de la Ley Aduanera

0 0 Continue Reading →

Glosario de Términos[1]

 

Marco Legal: se refiere a la legislación aplicable para alguna actividad (sea civil o comercial). En este caso en específico, a las reglas, leyes, normatividad[2] o disposiciones aplicables a las operaciones de Comercio Exterior, tanto la legislación interna como instrumentos internacionales.

Internacionalización: se puede definir como la estrategia corporativa de una empresa para lograr una diversificación geográfica internacional, implica la participación de la misma en otros países. El proceso de internacionalización surge por la necesidad de crecimiento a través de mercados emergentes.

Mercado: es aquel lugar físico o virtual donde se llevan a cabo el intercambio  de bienes y/o servicios, compra y venta (oferta y demanda).

 

  • Mercado interno: aquel mercado que opera dentro de los límites acordados.
  • Mercado externo: aquel mercado donde convergen compradores y vendedores extranjeros, contempla también las importaciones y exportaciones de bienes, servicios o capital.

Ciclo de vida de un producto[3]: aquel proceso que transcurre desde el lanzamiento al mercado de un producto, hasta su desaparición, éste permite rastrear las etapas de aceptación de un producto.

Etapa 1. Introducción. El producto se introduce en el mercado sin que exista alguna necesidad o demanda por éste. Dentro de esta etapa se busca que el producto sea conocido por los consumidores mediante grandes  inversiones en publicidad. Esta etapa es la más riesgosa y costosa, las ventas crecen lentamente y los beneficios son casi nulos.

Etapa 2. Crecimiento. Solo se dice que un producto se encuentra en esta etapa cuando ha sobrevivido a la aceptación del consumidor (primera etapa del ciclo). Dentro de ésta las ventas aumentan con rapidez, atrae mayor competencia y la oferta sube. El uso del bien o servicio empieza a volverse generalizado entre los consumidores.

Etapa 3. Madurez. Las ventas aumentan a un ritmo lento y decreciente debido a que la competencia es intensiva, además de que los precios empiezan a disminuir. Es la etapa en la que se desarrollan mayor cantidad de estrategias para lograr mantener el producto con vida.

Etapa 4. Declive. El producto ha perdido su atractivo, se disminuye tanto la demanda como el número de competidores por lo tanto se obliga a retirarlo o sustituirlo.

Capital: se define como el conjunto de bienes económicos, supone los recursos físicos y financieros que se poseen y que pueden destinarse a la inversión y/o  producción de mayor riqueza.

Comercialización: darle condiciones y vías de distribución a la venta de un producto. Implica varios procesos que se desarrollan hasta que el bien llegue a manos del consumidor. El objetivo de la comercialización es ofrecer el producto en lugar y el momento en que el consumidor desee adquirirlo.

 

[1] Términos extraídos del Artículo “Exportar ¿para qué?” http://www.aduanasrevista.mx/?p=1775&preview=true

[2] Normatividad, SAT  http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/normatividad/Paginas/default.aspx

[3] Aplica para una categoría genérica NO para una marca individual.

0 0 Continue Reading →

Sector agroalimentario, el tercero más exportado

¿Sabías qué el Sector Agroalimentario se posicionó como el tercer sector exportador?

De Enero a Noviembre la balanza comercial del sector agroalimentario (que incluye bienes agropecuarios, pesqueros y agroindustriales), se triplicó y mostró un superávit de 26,368 millones de dólares, con un crecimiento de 8.27% a tasa anual, comparado con el mismo periodo del 2015.

El gran detonante de las exportaciones lo encabezó la hortofrutícola (hortalizas, frutos y tubérculos), seguido del sector agroindustrial: las exportaciones agropecuarias se duplicaron al pasar de 6,182 millones de dólares a 13,339 millones de dólares; mientras que las agroindustriales alcanzaron los 13.29 millones de dólares, lo cual representa un crecimiento del 3%.

Con esto, las exportaciones agroalimentarias se mantienen por encima de otros ingresos y  dentro de éstas, la cerveza se ubicó como el principal producto de exportación (en el mismo periodo), con un crecimiento de 4.81% por arriba de lo obtenido en el mismo periodo del 2015; seguido del tomate, aguacate, tequila y mezcal

1000x600

El buen desempeño de las exportaciones del Sector Agroalimentario mexicano, lo colocan en el décimo segundo lugar dentro de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y dentro de la economia nacional como uno de los sectores más dinamicos y estratégicos; como resultado de esto, el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE) creó el Comite Agropecuario con la finalidad de impulsar las exportaciones de éste sector a escala internacional.

Las claves para la competitividad en el sector radican en una alta sanidad de los productos, infraestructura, capacitación y transformación de las cadenas productivas, dentro de las cuales, se encuentran diversas oportunidades de negocio (desde la producción, valor agregado y comercialización),  que pueden ser aprovechadas por los empresarios en el país y que a su vez beneficiaria a la economía nacional.

 


 

0 0 Continue Reading →

Documentación que debes contemplar para exportar

¿Estas planeando exportar pero no conoces la documentación que debes contemplar para realizar tu operación?

La documentación es de vital importancia y por lo general, al llegar a la etapa de planeación, las empresas desconocen el procedimiento o incluso, la documentación básica para realizar la exportación de su producto.

El contar con esta información te ayudará a prevenir riesgos y facilitar tu operación.

Documentos básicos necesarios para llevar a cabo una exportación:

 

  • Factura comercial, relativa al valor de las mercancías y demás datos relacionados con la comercialización de las mismas..
  • Aquel documento que compruebe el cumplimiento de las regulaciones y restricciones no arancelarias y se identifiquen en los términos de su fracción arancelaria.

Cabe destacar que esta información es imprescindible para que el Agente Aduanal elabore el pedimento de la mercancía. El Art. 36-A de la Ley Aduanera, señala que quienes introduzcan o extraigan mercancías del territorio nacional están obligados a transmitir información por medio electrónico o digital[1] al Sistema Electrónico Aduanero, que deberá declararse en el pedimento y de esta forma, se dará por cumplida y presentada la documentación citada anteriormente, sin embargo; es importante contar con la documentación física relativa a las mercancías en caso de que la autoridad la requiera.

Investiga, aprende y emprende…

[1] Documento electrónico: Información escrita en datos, generada, transmitida, recibida o archivada por medios electrónicos
Documento digital: Mensaje por reproducción electrónica de documentos escritos o impresos.

0 2 Continue Reading →

Diferencia entre el despacho directo e indirecto

El Agente Aduanal Competitivo sigue siendo la mejor opción para los pequeños exportadores y también para las grandes empresas.

0 1 Continue Reading →
Translate »